Siglo nómade adelante – Pierre Joris

El texto «Siglo nómade adelante» (Nomad Century Ahead) fue escrito por el poeta, traductor y ensayista Pierre Joris y fue incluido en su libro A Nomad Poetics (Wesleyan, 2002). Una versión primogénita se publicó en la revista Boundary 2 (1999), editada por Charles Bernstein. La presente traducción al español forma parte de una antología de poesía y prosa de Joris en la que Mario Domínguez Parra y yo seguimos trabajando. Dada la complejedad de esta escritura y los problemas que resultan al traducirla, inlcuimos algunas notas al final. 

S–>i–> g–>l–>o 

n–>ó–>m–>a–>d–>e 

a–>d–>e–>l–>a–>n–>t–>e

Me encamino hacia un futuro que no existe,
dejando a cada instante un nuevo cadáver en mis huellas
(René Daumal) [1]
no porque yo podría haber sido un arcángel de cera o una lluvia vespertina o un catálogo automovilístico
(Tristan Tzara)

1. HORA DE CERRAR: Mientras este siglo se aproxima a su final, aparece en cada uno de nosotros el espeluznante sentimiento de haber estado aquí antes o de que, en las palabras inmortales de Yogi Berra [2]: «Es déjà vu una y otra vez». Así, parecería que el hombre de Joyce, Vico, hubiese tenido razón después de todo, que todo es cíclico, que nuestro fin reposa en nuestro principio, y que la espiral se enrosca con fuerza exponencial alrededor de nuestros desaliñados cuellos. Pero en este siglo cierto tipo de historia fue abolido o, por lo menos, planteado en breve y expuesto como la estafa que es —(¡oh, no! no por los artistas de guerra oficiales, ni por los pensa-solda-dores y hojalateros ambulantes de la Politesfera, ni por los Jacadémicos [3] perros guardianes de la kulchur [4])— es decir, la máquina del tiempo escatoeleológico y lineal que está por acabarse. Ustedes ya saben a qué/quién me refiero: a los numerosos fascismos, al Vaticano, a las federaciones de castradores protestantes; a miríadas de totalitarismos a nivel macro y micro; etc. La condition humaine, escribió cierto hombre [5], es una revolución en un país lejano; y luego regresó a casa y renovó el mundo en forma de museos subsidiados por el estado.

La realidad no está allí simplemente, hay que buscarla y ganarla.
Paul Celan)
Yo tenía mucha curiosidad por ver cómo pretendían resucitarme.
(clasificador de -ismos de Jefim Golycheff) Tocar objetos de la colección está terminantemente prohibido tengo mareos (Kurt Schwitters)

2. JAKI-JAKI [6]: Proseguimos o regresamos, por puro valor, en balsas hechas de la piel de nuestros dientes [7], siendo la nostalgia siempre lo que ya lo es; por ejemplo, precisamente aquella fórmula lingüística que nosotros mismos tratamos de descubrir en viejos periódicos y revistas; doblamos las páginas y de pronto nos percatamos de que todas las imágenes se han desvanecido, se han recortado con mucho cuidado; solamente la sombra de su ausencia, solamente el borde irregular de sus contornos ofrece alguna imprecisa indicación de quién o qué estaba aquí, o sea, allí. Jaki-jaki. Están por allí, quiero decir por aquí, ahora, reorganizadas, como esquejes que se añaden a y se recortan de un collage, montadas y desmontadas [8], embutidas en la sintaxis y en la parataxis pero tasadas sin duda [9], ciber-montadas en la autobiografía demoníaco-maníaca de este siglo, «prescrita» por Time-Life, The Saturday Evening Post, Paris Match, Die Welt, Popular Mechanics, El Moujahid, Rolling Stone, Pravda y reescrita por las varias vanguardias del collage y del cut-up. ¿Esto les parece familiar? Debería—este siglo ha vuelto para atormentarles, para (re)velarse una última vez como lo que fue, como lo que representó y combatió, desde Tzara hasta Kitaj, desde Duchamp hasta Keinholz, desde Schwitters hasta Pélieu, desde la a hasta la z: COLLAGE, su innovación central, prevista por Lautréamont a finales del siglo pasado. Cortó las cronologías, nos enseñó una nueva historia, y aún más, es también un injerto, una reorganización de estructuras arborescentes, árboles que ya desde siempre son raíces / tronco / ramas, incluso al ser cortados y reorganizados, digamos ramas / tronco / raíces, el árbol celestial crece hacia abajo en polaridades que ya no podemos permitirnos, si es que alguna vez pudimos. Sin tiempo ya, ni el ascenso ni el descenso nos llaman. VÁYANSE a las peladas llanuras del pleistoceno, NO se vuelvan, NO RECUERDEN; SALIR DISPARADOS cual flecha veloz por la curva telúrica es el único camino [10]. Pónganse a cuatro patas y corran, conviértanse en zorros, lobos, conviértanse nuevamente en animales.

el errar crea el desierto
(Edmond Jabès)
soy una línea que se extiende y deseo crecer en una férrea tubería de estaño
lo digo para entretenerte.
(Tristan Tzara)

3. APERTURA: Lo que ahora se necesita es una poética nómada. Su método será rizomático: que se distingue del collage, es decir, una rizomática no es una estética del fragmento, la cual ha dominado la poesía desde los románticos e incluso ha sido distorsionada por el modernismo, culto y popular [11], y en tiempos recientes actualizada en la forma neoclásica de la cita —irónica y/o decorativa— a lo largo de lo que se conoce como «posmodernismo». Strawberry Fields Forever. Una poética nómada atravesará lenguas, que no solo se traducirán, sino que se escribirá en todas o en cualquiera de ellas. Si Pound, HD, Joyce, Stein, Olson y otros han señalado el camino, ahora es preciso llevar el asunto más allá, otra vez, no tanto como «collage» (aunque conservaremos aquellos logros), sino como un flujo material de materia lingüística. Tratar y considerar, entonces, este asunto incluso como pre-lengua, proto-semántica, como si se originara de lo que Julia Kristeva denomina jora [12], definida por ella como «una articulación temporal, esencialmente móvil, constituida por movimientos y sus estados efímeros». Y después, perseguir este flujo de rupturas y articulaciones, de ritmo, entrando y saliendo de espacios semánticos y no semánticos, circundando y penetrando los rasgos que acrecen hasta formar el poema, un cubismo-lenguaje, no, un barroco-lenguaje que es ya, no un «explosante fixe» (Breton) sino un «explosante mouvante».

Las relaciones de la poesía son, para nuestro período, muy semejantes a las relaciones de la ciencia. No se trata de utilizar los resultados de la ciencia, sino de ver que existe un punto de encuentro entre todos los tipos de imaginación. La poesía puede proporcionar ese punto de encuentro.
(Muriel Rukeyser)
Las gentes desean establecerse: solo si no se establecen
habrá esperanza para ellas.
(Ralph Waldo Emerson)

4. EL ESTADO DE: Los días de cualquier cosa estática, forma, contenido, estado ya terminaron. El siglo pasado nos ha expuesto que cualquier cosa que no participe en una transformación continua se endurece y muere. Todas las revoluciones han hecho exactamente eso: tanto aquéllas que intentaron ocuparse del estado como aquéllas que intentaron ocuparse del estado de la poesía.  

Yo viví en el primer siglo de las guerras mundiales.
La mayoría de las mañanas amanecía más o menos demente.
(Muriel Rukeyser)
Nunca he podido distinguir un comienzo a partir de un fin.
(George Braque)

5. CRIATURA MEMORADA: Del siglo veinte retendremos todo—en la memoria. Nada olvidaremos y nada perdonaremos. También recordaremos que el siglo veinte fue el rabo meneado por el perro decimonónico.

Lo que he pretendido hacer es declinar la lengua francesa, transformarla para expresar, digamos: Este yo, este yo negro, este yo criollo, este yo martiniqueño, este yo caribeño. Por eso me interesó mucho más la poesía que la prosa—justamente porque es el poeta quien crea su lenguaje, en tanto que el escritor de prosa, por lo general, lo usa.
(Aimé Césaire)
La poesía es la promesa de un lenguaje.
(Hölderlin)

6. BARROCO: Escribiremos en lenguas extranjeras (reales o inventadas) para llegar a la comprensión de que todas las lenguas son extranjeras. Y aquellas que no lo son resultan tediosas por su egoísmo auto-reflexivo. Todas las lenguas vivas son acriolladas por lo que Edouard Glissant ha llamado el mundo-caos. La primera urgencia, por lo tanto, es terminar para siempre con la cárcel de la lengua materna, es decir, ¿por qué cualquiera habría de escribir en la lengua de mamá y papá? ¿por qué debería ser esa elección edípica la única posible o legítima? ¿por qué no debería ser mi propia elección, ese instante del descubrimiento del otro, ese instante en el que es nuestra conjunción cuerpo/mente la que habla y no la de nuestros progenitores? La lengua materna devendrá la lengua del amante, la lengua del otro. Una lengua nómada de afectos, de versos liberados en erótico vuelo, los que rompen las constricciones triangulares (la forma más fuerte, como Bucky Fuller nos ha mostrado) de la scène de famille freudiana y de su macro-proyección socio-política, el estado-nación.

Nos relacionamos con todos los componentes del universo, como también con el más allá y con la antigüedad. La decisión de cultivar tal o cual relación—que nos es indispensable y que debe realizarse— depende solamente de la dirección y duración de nuestra vigilancia.
(Novalis)
en el hule de taimadas estratagemas
(Dennis Brutus)

7. MUNDO: Ahora heme aquí, proponiendo la expansión del hermoso dicho de Robin Blaser, «es una América ausente cuya presencia está en juego» para leer «es un Mundo ausente cuya presencia está en juego». Un mundo por inventarse. El Déjà vu por todas partes no ha de ganar. Mientras escribo esto, marzo de 1998, la Biblia y la Espada (en la forma del más reaccionario de los papas y del más acomodadizo de los presidentes estadounidenses) están zigzagueando por África, debilitando las resistencias del continente [13]  para el Nuevo Colonialismo del siglo que viene. En los medios estadounidenses, la única voz que escuché hablando de manera precisa sobre esta condición fue la de un poeta—Dennis Brutus. Lo que me recuerda la idea de Helène Cixous, de que «el siglo veinte, por su violencia, ha suscitado el matrimonio de la Poesía y la Historia». La historia no muerta todavía, la imaginación, imagina, no muerta [14] todavía, la historia está por venir, todos tenemos la necesidad de hacernos arqueólogos del día después.

labio sin boca, anuncia
que algo ocurre, todavía,
no lejos de ti.
(Paul Celan)
NOTAS SOBRE LA TRADUCCIÓN:
(1) En el texto presente Joris incluye numerosas citas de escritores que él ya había traducido al inglés del alemán y del francés. En vista de la propuesta de Joris en este ensayo, hemos preferido basar nuestras traducciones en sus versiones en inglés.
(2) Berra (St. Louis, EE.UU., 1925) es uno de los más importantes jugadores de béisbol de todos los tiempos.
(3) Joris emplea el neologismo adjetival «Hackademic» que fusiona los sustantivos «hack» y «académico», de modo tal que viene a significar «académico sin escrúpulos». Hemos creado un neologismo que otorga un matiz peyorativo a cierto tipo de académicos, al mezclarlo con una jaca y convertirlos en centauros (una de las acepciones de «jaca» en el DRAE es «yegua») y al mezclarlo también con una jaca (gallo inglés de pelea al que se le deja crecer los espolones, según el DRAE, espolones que utiliza sin escrúpulos para atacar).
(4) El poeta alude al concepto de «kulchur» desarrollado por el escritor estadounidense Ezra Pound en su libro Guide to Kulchur.
(5) Andre Malraux (1901-1976), escritor francés, viajero empedernido, combatiente en la Guerra Civil Española, en la Resistencia Francesa y más tarde Ministro de Interior y de Cultura en el gobierno del General De Gaulle.
(6) Joris escribe «SNIP-SNAP» que parece una onomatopeya que expresa el sonido que hacen las tijeras. Alusión a la acción de hacer collage. Hemos utilizado una onomatopeya que nos parece cercana al sonido de las tijeras, onomatopeya que proviene del japonés.
(7) The Skin of Our Teeth es una obra de teatro de Thornton Wilder. Joseph Campbell escribió: «Mientras miles de personas aplauden, nadie ha señalado todavía que la emocionante obra de teatro del señor Thornton Wilder, La piel de nuestros dientes, no es una creación totalmente original, sino una re-creación americanizada, apenas embozada, de Finnegans Wake, de James Joyce» (Mythic Worlds, Modern Words: Joseph Campbell on the Art of James Joyce, ed. Edmund L. Epstein, Novato-California, New World Library, 2003, p. 257).
(8) En el inglés la voz francesa «collage» se acepta como sustantivo y también como verbo. Joris juega con esta última acepción al formar el verbo «decollaged», lo que aparentemente significaría «deshacer un collage». Lo mismo ocurre con el sustantivo «montage» (montaje), a partir del cual Joris crea «demontaged».
(9) Joris crea neologismos al verbalizar los sustantivos «syntax» y «parataxis» como «syntaxed» y «parataxed», para que concuerden en su función gramatical con el verbo «tax». Recordemos que la «parataxis» es la colocación de múltiples cláusulas dentro de una sola oración sin conjunción alguna que las conecte, como por ejemplo, «leí el poema, no lo entendí, cerré el libro».
(10) En esta oración Joris deliberadamente emplea un anacoluto, es decir, la inconsecuencia gramatical en la construcción.
(11) Cuando Joris habla del «modernism» no ha de confundirse con el «modernismo» tal como se entiende en la literatura hispana. Este último más que nada se traduce como «symbolism». Para nuestro poeta, el «modernismo culto» se refiere a los pioneros vanguardistas como Ezra Pound, T.S. Eliot, James Joyce y H(ilda) D(oolittle), inter alia; y el «modernismo popular» se refiere a William Carlos Williams, e.e. cummings y Charles Olson, inter alia.
(12) La palabra «χώρα» proviene del griego y significa «país».
(13) El uso del verbo «soften up», «debilitar las resistencias», puede conllevar críticas a la política del Vaticano con respecto al uso del condón (por su nada fiable afirmación de que el condón no previene el SIDA) y a las empresas farmacéuticas (porque no les interesa, puesto que perderían dinero, que los países africanos puedan fabricar genéricos más baratos, que cualquier persona se podría permitir) que desemboca en un colonialismo religioso y sanitario en el que priman los beneficios pseudo-espirituales y económicos de dichas empresas (es decir, El Vaticano y las multinacionales farmacéuticas).
(14) «Imaginación muerta imagina» («Imagination dead imagine») es el comienzo de un texto de ficción de Samuel Beckett,traducido al español como «Fuera todo lo extraño» («All Strange Away»), un texto de 1963 (en Samuel Beckett, Manchas en el silencio, traducido por Jenaro Talens y Juan V. Martínez Luciano, Barcelona, Tusquets Editores, 1990).
This entry was posted in Pierre Joris, Traducción del inglés and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s